top of page

Retrato de una mujer en llamas

febrero 2021




Ambientada a finales del siglo XVIII, Retrato de una mujer en llamas contempla a Marianne (Noèmi Merlant) una pintora docente con el encargo de pintar a Héloïse (Adèle Haenel), una joven pronta al matrimonio. Sin embargo, la condición para entregar el retrato consiste en que Héloïse no se debe percatar de ello.


El filme radica sobre las inquietudes de las mujeres, sus preocupaciones y un elegante feminismo chapado a la antigua consciente en la sororidad. Sorpresivamente, no hace falta la inclusión de la experiencia masculina en la historia, de modo que esto consolida el conflicto presentado de una manera realista y personal.


Se trata de un grito en contra de la estigmatización moral sobre la sexualidad femenina aderezada con los principios pictóricos fotográficos de Claire Mathon, además de los arreglos musicales de Vivaldi los cuales, dividen al filme en distintos actos hasta la catarsis.


De esta forma, Sciama deriva a su último largometraje sobre la realización cinematográfica que rodea una trama lésbica arrasadora y profunda, demostrando a su obra la madurez en el enamoramiento de dos cuerpos análogos que se miran unos a los otros desnudos, no sólo de manera corporal, con deseo, sino espiritual, jadeantes por libertad.



 

Interlatencias Revista

Comments


  • Blanco Icono de Spotify
bottom of page