top of page

Tres poemas de Svetlana Calderón

Poesía Interlatente de Svetlana Calderón
 



Fortaleza

Quiere decir

no gritar no llorar no rendirte no recordar no ser libre

querer decir

grita

más fuerte

              como nunca

desgarra tu garganta

haz añicos 

ese sentimiento de jaula en tu pecho

y todos los reproches que salieron

antes de que decidieras

(no) ser libre

–no eres libre-

–no eres-

-no eres nada-

corta

corta más fuerte

corta como nunca

dale a probar el color de tu tristeza enjaulada

a la hoja metálica

y serás feliz

       y te querrán

            y se preocuparán por ti

                   y tendrás a todos contigo

escucha

.

     .

          .

¿eres alguien ahora?



 


El fin del mundo a todas horas

I.

El jardín se incendia

el celular explota

el avión cae


yo miro desde la ventana


oscuro todo


celular apagado

jardín seco


oscuro todo


la altura me llama


cerca de dar un paso 

algo me detiene


ella me arrastra a las escaleras

caigo en la cocina


oscuro todo


II.

Estufa con el gas abierto

las ventanas y la puerta

cerradas


oscuro todo


me levanto


la miro

me mira


rocío de flores

el jardín en mi garganta


volteo


lo miro

me mira


un árbol es mi padre

hojas de arce

en el otoño

        y su sonido


oscuro todo.



 


Soy tan pequeña

que no puedo escapar de esto,

una hormiga 

desesperanzada / despedaza

por el dolor del tiempo,

una ventana que mira hacia adentro,

             un desierto 

               vertical 

          infranqueable.


Sé que escalo

pero igual caigo,

igual regreso,

igual me entierro.


El veneno de vivir me tiene buscando el cielo.

No sé para dónde mirar y, si algún día lo supe,

no recuerdo. 

Un error y lo habrás hecho todo mal;


de miedo vivo y el miedo me consume.


No sé qué decirte, sólo es la edad o

quizá 

yo soy la frágil,

la que no entiende que esto tiene que ser así.


Necesito doblegarme

para escapar de tus profundidades,

perderte entre la noche 

                              y no volver.


No te lo dije pero 

siempre quise ser una luciérnaga

que con su misma luz se alumbre y guíe,

poder volar y ver más 

luciérnagas 

                          a 

               la 

                                    distancia,

admirarlas

                y sentirme

 parte 

                                    de ellas.



 

Svetlana Calderón

(2004)

Poeta y luchadora. Textos suyos han sido publicados en las revistas 8 bit, Granuja y Periódico Poético. Es integrante del colectivo de creación literaria Lxs Podridxs y participa con el equipo editorial de La Revista del Pantano.


 

Interlatencias Revista

diciembre 2023



Comments


  • Blanco Icono de Spotify
bottom of page